Canis

8 de junio 2008

“Yessi, te kiero”, acababa de terminar la pintada a su chani, la Yessi, en un muro a las afueras de Sanfer; visible desde la A-2. Parecía un pokemon, con su chaqueta Chevi, sus zapatillas de muelles, los calcetines recogiéndole el chandal a la altura de los tobillos, su corte cenicero bajo una gorra TN y las dos bellotas de oro al cuello. Escuchaba reggaetón a toda pastilla en su peugeot 206 tuneao con pequeños duendecillos en el espoiler.

-koMo mOLa -repetía mientras se liaba un porro.