El pozo

7 de agosto 2008

En una operación a gran escala registrada por as cámaras de televisión de medio planeta el ejército intentaba rescatar el cuerpo de Medelín González de 5 años, atrapado en el fondo de un pequeño pozo ciego, al que cayó mientras jugaba a fútbol. Los lloros habían cesado desde hacía más de cinco horas y ya eran dos los días que los bomberos se afanaban en el rescate. Inyectaban oxígeno por la boca de la fosa mientras buscaban un nuevo plan para hacer ascender al pequeño a lo largo de los 35 metros de estrecho tubo de barro. Hacía poco que habían deshechado la idea de cavar un pozo paralelo al haber topado con un pequeño manantial que rápidamente invadió el canal contiguo. Un derrumbe de tierras adyacentes les obligó a cerrar la gelería. Achicaban agua, inyectaban oxígeno y bajaban una pequeña cámara para comprobar el estado del pequeño.

Tardaron todavía otras seis horas hasta que consiguieron que uno de los bomberos, uno chaparrito, bajase como una lombriz por las paredes de aquel angosto agujero. Dos horas más tarde el bombero sacaba el cuerpo del pequeño envuelto en una toalla embarrada. Con las últimas luces del segundo día, los equipos de rescate furon desmontando todo el dispositivo, las teles recogieron sus cámaras y elpozo fue clausurado. El pequeño fue enterrado dos días después. Cinco metros bajo tierra.

Anuncios
Published in: on agosto 19, 2008 at 12:07 am  Dejar un comentario  
Tags: , ,