Julio

10 de abril 2008

De tanto correr por la vida sin freno me olvidé que la vida se vive un momento. De tanto querer ser en todo el primero me olvidé de vivir los detalles pequeños.

Desde su mansión caribeña, la canción le martilleaba la cabeza. Le rodeaban discos de oro y sus cuentas en el banco no podían estar mejor, pero se sentía viejo. Su exmujer cumplía veinte años de casada con el exministro y su hijo ocupaba desde hacía tiempo más portadas que él. No debería tener motivos, después de haberlo tenido todo. Acababa de cumplir los 65 y se sentía cansado. Triste y sólo.

Published in: on abril 10, 2008 at 10:03 pm  Dejar un comentario  
Tags: , , ,