Declaración

22 de mayo 2008

“Todas las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos”, había escrito el profesor aquella mañana en la pizarra.

Por más que le daba vueltas, el pequeño Daniel, no encontraba el sentido a la frase.

Anuncios