Estrellas

3 de agosto 2008

El estudiante de astronomía se perdía en aquella negra pantalla de ordenador imaginando puntitos distantes millones de años luz. Dejaba a un lado los libros de Mecánica celeste, Cosmología y Astrofísica. Apartaba a Brahe, Kirchhoff, Aristóteles y Kepler. Apagaba la corriente de su portátil y se dejaba volar observando aquella negra ventana al vacío.