Buscando fondos

15 de junio 2008

Esa noche se había propuesto algo sin muchas complicaciones: presa fácil en un bingo. Uno de barrio, lleno de viudas y separados alcohólicos enganchados a las tragaperras. No era asiduo a este tipo de establecimientos, pero después de los de la última noche en el Casino, había que buscar algo urgente. Cote d’Oro, rezaba en luminosos dorados el letrero que rodeaba la esquina. Entró con seguridad, como siempre, y enfiló hacia na mesa al fondo buscando presa. La encontró rápido: unos sesenta años, peluquería de esa tarde y un extenso escote de pedrería. Maricruz de nombre. ¿Ocupado?, Tome asiento. Miguel, Maricruz, encantada. ¿Toma usted algo?, la invito. Gracias, un pacharán. El resto fue relativamente fácil: seis cartones, dos tragos más, tres de la mañana y un revolcón con olor a naftalina.

A la semana le pediría los 32.000 euros prometiéndole, como siempre, una segura inversión en unos terrenos donde levantarían su nidito de amor. Si te he visto no me acuerdo. Tomaba el sol dos días después en Marbella, de nuevo en la mesa de blackjack, cargado de efectivo fresco para el juego.

The URI to TrackBack this entry is: https://elmejorescritordelmundo.wordpress.com/2008/06/23/buscando-fondos/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: